Buscar
  • Isabel Acedo

Diástasis abdominal

La diástasis abdominal consiste en la separación excesiva entre la parte derecha y la parte izquierda del músculo recto abdominal, que se ensancha y se aleja de la línea alba. Este último está hecho de un tejido poco elástico pero muy resistente que, por un lado, hace que su rotura sea muy difícil. Por otro lado, cuando esto sucede, no permite volver fácilmente a sus condiciones iniciales. Por lo tanto, es el resultado del estiramiento y laxitud de la línea alba que discurre desde el apéndice xifoides a la sínfisis del pubis.




¿Qué puede provocar la diástasis abdominal?


Cuando la separación de la línea alba supera los 2,5 cm, la situación puede tener no solo complicaciones estéticas, sino también en términos de salud: las alteraciones más comunes se encuentran en un debilitamiento de la fuerza abdominal y la tonicidad, que puede desencadenar tanto dolor de espalda, especialmente en la región lumbar por falta de estabilidad de la musculatura, como problema de incontinencia por debilidad de la musculatura del suelo pélvico.


¿Afecta solo a mujeres embarazadas? FALSO


La diástasis del recto no está únicamente asociada con el embarazo, como se cree comúnmente, sino que puede depender también de otros factores. Si es verdad que la gestación es una de las principales causas de la separación de los músculos rectos del abdomen y se debe al estiramiento del recto abdominal, operado desde el interior, desde el útero en continuo crecimiento, pero eso no quiere decir que sea la única.


Otros factores pueden determinar la aparición de la diástasis abdominal: la obesidad, el esfuerzo excesivo (debido a la actividad física intensa) o incluso una forma de diástasis congénita. Por lo tanto, los hombres también están sujetos a esta condición.


Ademas en algunos individuos, la diástasis puede estar presente desde el nacimiento. En los niños es bastante común y tiende a resolverse espontáneamente en los primeros años de vida.


¿Causa daño permanente al abdomen? FALSO


Se considera que la diástasis abdominal de los rectos se resuelve cuando la separación entre los dos rectos es menor a dos dedos de ancho y cuando la línea Alba vuelve a ser un tejido denso y elástico. Con el trabajo idóneo y la supervisión adecuada la resolución de la diástasis abdominal de los rectos se produce alrededor de los 9 meses, dependiendo de cuál sea la separación de la que se parte.


En este punto ya no tiene que notar que tenga un agujero en el abdomen, en este momento ya no existe el riesgo de hernia u otros problemas asociados a la diástasis abdominal de los rectos.


¿Requiere reparación quirúrgica? FALSO


El tratamiento para corregir este problema y volver a tener el vientre duro nuevamente, puede ser a través de ejercicios de fisioterapia de control motor lumbo-pélvico, trabajando la activación de suelo pélvico , otra técnica para fortalecer son los hipopresivos.


Estas opciones de tratamiento pueden comenzar a ser realizados inmediatamente después de un parto normal.


La cirugía es el último recurso para corregirla. Se realizará cuando la diástasis abdominal sea grave, la separación sea mayor de 5 cm (puede llegar a ser hasta de 10 cm de distancia), y los ejercicios no fueron eficaces para corregir la situación.


¿Causa dolor?


Un aumento de la distancia entre los dos rectos abdominales no provoca dolor. La principal complicación de la diástasis abdominal puede ser la aparición de dolor de espalda en la región lumbar. Este dolor ocurre porque los músculos abdominales actúan como una cinta natural que protege la columna al caminar, sentarse y hacer ejercicios. Cuando este músculo es muy débil, la columna se sobrecarga y hay un mayor riesgo de desarrollar una hernia discal. Por esto, es importante realizar el tratamiento, promoviendo la unión y el fortalecimiento de las fibras abdominales.


¿Tengo que fortalecer el músculo recto abdominal para reducir diástasis? FALSO


El “crunch abdominal”, el ejercicio abdominal tradicional, creando una flexión del tronco (las costillas se aproximan a la pelvis) aumenta la presión en el interior del abdomen, se distorsiona la línea alba y se reduce su tensión natural; por eso está contraindicado, especialmente si los rectos del abdomen están más separados de lo habitual, lo único que se consigue, realizando abdominales tradicionales, es aumentar esa diástasis de rectos. El principal objetivo va a ser recuperar la funcionalidad abdominal. Para ello vas a tener que trabajar a conciencia el transverso del abdomen.(suelo pélvico)



Isabel Acedo Fisioterapia en Logroño

22 vistas