Láser de alta frecuencia

Es una modalidad de tratamiento no invasivo, seguro y efectivo donde la luz se emplea para aliviar el dolor, reducir la inflamación, ademas estimula la cicatrización de heridas y curación de tejidos blandos.

 

El láser se coloca en contacto con la piel de manera que la energía pueda penetrar el tejido.

 

Los efectos que conseguimos con la aplicación del láser de alta intensidad son:

 

- Efecto antinflamatorio

- Efecto antiedematoso

- Efecto analgésico