Buscar
  • Isabel Acedo

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia al bruxismo?

Actualizado: 16 sept 2021

¿Alguna vez has sentido que rechinas los dientes de forma constante y casi involuntaria? Puede ser un hábito que realices por el día o quizá y más probablemente por la noche. Si te suena de algo esto que te cuento es que sufres de bruxismo.


¿Qué es el bruxismo?


El bruxismo es una parafunción mandibular persistente más comúnmente denominado como rechinar de los dientes. Es un hábito molesto que sufre aproximadamente el 70% de la población y que afecta no solo a la dentadura, también a la mandíbula causando en ocasiones dolores de cabeza fuertes.




¿Como se si sufro de bruxismo?


Si has notado dolores en la mandíbula, en la cabeza, en el oído e incluso en el cuello. Si sufres de insomnio , sensibilidad muscular o trastornos alimentarios e incluso depresión puedes estar ante un caso de bruxismo (dolor mandibular)que en la mayoría de las veces es causado por el estrés o la ansiedad.


En la mayoría de los casos el bruxismo no es algo grave pero si puede agravar otras enfermedades como la depresión o el insomnio y puede llegar a causar lesiones dentales de carácter permanente. Tu dentista o tu odontólogo pueden diagnosticártelo pero consideramos que es un trabajo multidisciplinar en el que los fisios también tenemos nuestro campo de actuación


¿Cómo puede ayudar la fisioterapia con tratamiento ATM?


El tratamiento en el caso de la fisioterapia consiste en relajar la musculatura de la mandíbula para ayudar a eliminar la tensión en esta zona y en la del cuello, puesto que tiende a extenderse. A través de la masoterapia, el/la fisio ayuda también a desbloquear las articulaciones de apertura.


Para este tipo de hábitos, en fisioterapia se masajean mandíbula y articulaciones, se trata la zona del cuello, se practican estiramientos de esternocleidomastoideo y se practican ejercicios de contra resistencia y tratamiento de laser.

Otros consejos para tratar el bruxismo

  1. Utilizar protectores dentales: las férulas suelen utilizarse para evitar el bruxismo mientras el paciente duerme.

  2. Evitar alimentos duros.

  3. Reducir la ingesta de azúcar.

  4. Realizar ejercicios de relajación o practicar meditación durante 10 minutos al día

  5. Beber mucha agua.

Desde Isabel Acedo Fisioterapia en Logroño espero que os gusten estos consejos y que te ayuden a evitar dolores innecesarios generados por el bruxismo.


No te conformes. Concierta una visita y déjate asesorar.




Isabel Acedo Fisioterapia en Logroño

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo