Buscar
  • Isabel Acedo

ACEITES ESENCIALES EN TRATAMIENTO MANUAL

Los aceites esenciales son una maravillosa herramienta con la que completar y complementar una buena sesión de trabajo corporal o un masaje, ya sea terapéutico o con el fin de relajar y calmar músculos y emociones. Los aceites esenciales son extractos líquidos, concentrados, obtenidos la mayor parte de las veces por destilación, mediante el arrastre con vapor de plantas aromáticas u órganos de la planta (flor, hoja, madera, raíces, cortezas, frutos, ...).

El aceite esencial es el ingrediente activo, es decir, todos sus componentes tienen un efecto terapéutico.

Es importante saber elegir y evitar el "barato": un aceite esencial demasiado barato puede serlo por no ser de calidad o puro, los hay "fraudulentos", a veces llamados "esencias de"; es decir, estará cortado o mezclado con otras sustancias naturales (aceites vegetales, alcoholes ...) o químicos (disolventes, colorantes, fragancias de síntesis ...), lo que habitualmente lleva a confusión. Es muy importante leer el etiquetado: debe aparecer el nombre de la planta en latín, indicar que es puro y en el caso de serlo, oral, y quimiotipado, lo que nos permite saber las moléculas que lo componen. Esto, junto al sello que acredite que un aceite esencial es bio no hablará de su calidad a la hora de responder al tratamiento.




Beneficios


Todos sus componentes, muy variados, son muy activos y explican que estos aceites esenciales sean conocidos por sus beneficios para la salud.

  • Los aceites esenciales tienen propiedades bactericidas.

  • Los aceites esenciales tienen un efecto antiséptico tan eficaz que a veces se utiliza para desinfectar los locales, clínicas y hospitales, entre otros ejemplos.

  • Los aceites esenciales tienen propiedades anti-inflamatorias.

  • Los aceites esenciales tienen propiedades analgésicas.

  • Los aceites esenciales tienen  acción descongestionante.

  • Los aceites esenciales tienen propiedades antiespasmódicas.

  • Los aceites esenciales tienen propiedades calmantes.

Efectos y usos

  • Albahaca: se utiliza para el dolor de cabeza y migrañas, también para la fatiga física y mental.

  • Canela: es afrodisíaco y estimulante mental.

  • Cedro: efecto sedante indicado para el estrés.

  • Clavo de olor: agotamiento físico y mental así como dolores musculares y articulares.

  • Geranio: antidepresivo, relajante y para restaurar y estabilizar emociones. 

  • Jengibre: dolores reumáticos y musculares, agotamiento sexual y físico.

  • Lavanda: es un sedante muy efectivo, se utiliza en problemas de insomnio. Ayuda a balancear estados emocionales como ansiedad o depresión, calmando el sistema nervioso y ayudando a conciliar el sueño.

  • Mandarina: calmante y sedante, brinda alegría.

  • Manzanilla romana: Se utiliza contra los dolores estomacales, dolores musculares, dolores a las articulaciones. Es un gran calmante del sistema nervioso.

  • Menta: estimula el cerebro ayuda a despejar los pensamientos. 

  • Mejorana: muy indicada en dolores menstruales, cefaleas y migrañas, moderadamente inductor del sueño.

  • Naranja: es antidepresivo, refrescante y alegre.

  • Pino: estimulante del sistema nervioso, brinda energía y bienestar.

  • Azahar o Neroli: actúa sobre estados de insomnio, ansiedad, depresión, moderadamente analgésico, tensión o dolor premenstrual.

  • Romero: estimula la memoria, la claridad mental, y es un estimulante físico.

  • Tomillo: es tónico y energizante en el nivel físico, mental y emocional, mejora la memoria.

Como veis, los aceites esenciales pueden ser una herramienta muy útil para diferentes patologías, y tienen unas formas de aplicación variada que puede adaptarse a cada persona. 


No te conformes. Concierta una visita y déjate asesorar.




Isabel Acedo Fisioterapia en Logroño




16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo